Oh! Antoniet es una tienda online (cool hunter) que se especializa en encontrar los mejores, "buenos" y más originales productos hechos por manos mexicanas. Las cosas que a uno le puedan despertar la curiosidad e interés van desde art toys, goodies para el hogar hasta libros, joyería e incluso piezas de arte como cuadros, pinturas e ilustraciones. En otras palabras, es una curaduría que realizan para llevar a sus clientes las mejores propuestas en cuanto a diseño, arte y cultura, realizado por talentos mexicanos.

Desde otro punto de vista, su labor comienza al ser facilitadores del conocimiento sobre productos culturales y de diseño que pueden ser útiles en nuestras vidas, colocar juntos los productos para evitarnos el buscar en diferentes fuentes, de una forma innovadora que supere expectativas.

La tienda necesitaba un rediseño de imagen completo, comencé por el logotipo, quería que el logotipo diera una imagen "aspiracional" pero sin ser excluyente para quien se vea expuesto en él. Debería ser fácilmente identificable para tener permanencia casi inmediata en el mercado ademas de reflejar creatividad, elegancia y modernidad, pero que también dijera "me atrevo a lo diferente", en pocas palabras: Nick Wooster.




Colores institucionales:


La tienda lleva un blog donde se habla de temas relacionados con los productos, sus diseñadores, eventos, entre otras cosas. Debía tener un logotipo también, por nombre lleva "La tête d' Antoniet" que se traduce como: "La cabeza de Antoniet", la idea es simple, clara y directa.


Antes de comenzar a diseñar la página, comencé por hacer un sistema iconográfico en el que se pudieran clasificar los productos que se manejan, uno para cada categoría.






La página debería ser fácilmente entendible en cuanto a navegación y dejando claro el giro de la tienda y obviamente bien permeada de las premisas con las que se comenzaron a trabajar desde el logotipo. Para eso elegí un estilo retro que fuera elegante casi diciendo "una delicia para la vista" o "algo que merezca la pena ver".





Para complementar la imagen, hice estilos gráficos usables en la mayoría de las aplicaciones. Ya que su comunicación es variada, debían crearse diferentes líneas de comunicación para no estancarse en la monotonía.





La papelería de la tienda llevó su imagen y personalidad, desde sobres hasta elección de etiquetas en la tienda, todo esto ayudaría a que el cliente tuviera una experiencia de compra única y que está por encima de cualquier otro competidor directo.